Se acabaron los exámenes… ¡para siempre!

23 junio, 2015
g_dis_gabardina2

LLEGAN LAS RÚBRICAS

Querido profesor.

Imagínate por un momento la dicha de no tener que corregir nunca más exámenes. Imagínate por otro momento que tampoco tienes que vigilarlos… sueña… ¿No aumenta de inmediato la dicha de ser profe con solo imaginarse esto?

Oigo la voz interna de la profesora que llevo dentro que me dice “¿de verdad, de verdad, que se acabó eso de corregir exámenes?” Y por un momento me imagino todos esos meses de diciembre, esos meses de marzo, esos meses de junio, todos finales de evaluaciones sin tener que corregir… Y los alumnos sin tener que examinarse…

Pero entonces…¡¡¡QUE HACEMOS PARA EVALUAR EL APRENDIZAJE DE NUESTROS ALUMNOS DURANTE EL CURSO!!!

Me encanta ese vídeo de TED en el que Sugata Mitra habla de su proyecto de colegios en la nube donde dice:

Hay evidencia de la neurociencia. La parte reptil de nuestro cerebro localizada en el centro, cuando se siente amenazado, apaga todo lo demás, se apaga la corteza prefrontal, la parte del aprendizaje. La amenaza apaga todo eso. Los castigos y los exámenes son vistos como amenazas. En el actual sistema de exámenes tomamos a nuestros niños, les hacemos apagar sus cerebros, ante la amenaza de la prueba y luego les decimos: “Funciona bien”.

¿Por qué crearon un sistema educativo así? Porque se necesitaba. Hubo una época en la Edad de los Imperios en que se necesitaba a aquellas personas que pudieran sobrevivir bajo amenaza. Cuando se está en una trinchera solo, si uno puede sobrevivir, está bien, aprobado. Si uno no lo logró, no aprobado. Pero la Edad de los Imperios se acabó.

Tenemos que desplazar el equilibrio de la amenaza al placer.

Te dejo aquí el vídeo entero, es fascinante, te lo recomiendo.

El caso es que hablamos en otro post de la necesidad que existe de evaluar aquello que se considera que el alumno tiene que aprender. Aquello que “entra en una evaluación” es lo importante. Hemos enviado y recibido este mensaje desde que tenemos uso de razón ¿no es así?

Por eso es tan importante que evaluemos aquellos aspectos que consideramos importantes que sean aprendidos por nuestros alumnos, por lo tanto ya no basta con evaluar conocimientos memorizados. Hay que evaluar si el alumno ha adquirido las competencias adecuadas y cuál es su nivelo de adquisición de las mismas.

Y para eso, los exámenes no valen.

Hay que buscar otros métodos de evaluación que permitan la inclusión de las competencias y a la vez eliminen en lo posible que la parte reptil de nuestro cerebro no se vea tan amenazada que se colapse.

Los buenos profesores buscamos que nuestros alumnos experimenten RETOS de aprendizaje no miedos de aprendizaje.

¿Qué otros métodos de evaluación hay además de los exámenes? Podríamos nombrar algunos como los portfolios, las dianas y las rúbricas. En este post solo hablaremos de las rúbricas y dejamos para más adelante los otros dos.

La rúbrica es una matriz que elabora el profesor indicando en las filas los items  (competencias y contenidos) a evaluar de una determinada actividad de clase. En las columnas se indican los niveles que se pueden lograr y el peso que tiene cada nivel de logro. En cada intersección se describen qué cosas se esperan en ese nivel respecto a esa competencia o conocimiento.

RUBRICAAquí  tres artículos estupendos que explican con detalle pormenores de las rúbricas y os recomiendo leer:

Estas rúbricas se entregan a los alumnos antes de comenzar la actividad permitiéndoles saber qué cosas van a ser valoradas en toda la actividad. Esto proporciona a los alumnos una pauta de las cosas que consideramos importantes y por tanto son las cosas sobre las que se van a centrar a trabajar.

Lo interesante de la rúbrica es que no es una lista de conocimientos lo que evalúa, sino que se incorporan otros aspectos como: la presentación del proyecto, el modo de trabajarlo en el equipo, la expresión oral, el enfoque social, la iniciativa, las aportaciones artísticas o creativas, la limpieza y el orden del trabajo presentado, el uso de las fuentes de información o de la tecnología para realizar el proyecto, la valoración del proceso de elaboración del trabajo: participación, aportaciones, … Podemos, por tanto, incluir en una rúbrica distintos ámbitos de evaluación.

Otra parte importante en la elaboración de las rúbricas es la asignación de un peso distinto a cada item evaluable. Es decir, el porcentaje respecto al valor final de la rúbrica que tiene cada item.

No es sencillo hacer una buena rúbrica a la primera. Por eso debemos estar abiertos a aceptar las sugerencias de nuestros alumnos y preparados para analizar si el resultado de aplicarlas han conducido a lo esperado. En caso contrario, es de sabios rectificar, y mejorar la rúbrica con la experiencia vivida en clase y con las aportaciones de los alumnos.

   Mi experiencia me indica que os recomiende empezar poco a poco: no se pueden rubricar todas las actividades de golpe y hacerlo bien de una. Mi propuesta sería que:

  1. Trabajarais en equipos de profesores para elaborar la rúbrica de alguna actividad, proyecto o grupo de clases.
  2. La aplicarais cada uno en su clase
  3.  Analizarais los resultados primero cada profesor por su parte y luego en el equipo siguiendo el siguiente esquema:
  •  ¿Han sido adecuados los items evaluados en cantidad?
  • ¿Ha faltado algo importante por recoger en un item?
  • ¿Sobra algo?
  • ¿Es adecuado el peso otorgado a cada item?
  • ¿Hemos conseguido que los alumnos se centraran en lo que queríamos que aprendieran?
  • ¿Hemos obtenido la información que buscábamos como evaluadores? 

Si ya habéis comenzado a implementar rúbricas en vuestro colegio me encantaría recibir comentarios y sugerencias que pudieran ayudar a todos los lectores del blog a mejorar nuestra pericia para elaborar rúbricas.

En ITEM tenemos un taller en el que os enseñamos a pautar los items de cada rúbrica de modo coherente y eficaz para el aprendizaje. Si estás interesado contacta con nosotros: aprenderxcompetencias@inspirandotalento.com

Elena Jiménez-Arellano Larrea

 

IMAGENES: Marieta Quesada http://marietaquesada.com/leyendo-entre-flores/

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*