¡Quiero que me devuelva mis dientes!

CÓMO SUPERAR LA CRISIS DEL CAMBIO.

Ayer estábamos tumbados al sol sobre unas rocas, bien abrigados, porque a pesar del sol el frío era intenso. Habíamos acabado de comer después de alcanzar la meta que nos habíamos puesto para ese día de monte.

El silencio era absoluto, no se oían ni pájaros -probablemente sus trinos se congelaban al salir de sus gargantas-  cuando llega una familia con tres niños y se sientan casi al lado…¡con lo grande que es la montaña!

Read More