¿Qué vas a hacer distinto este año para conseguir ese resultado que buscas?

26 septiembre, 2014
metas del curso

LAS COMPETENCIAS CLAVE DE UN DIRECTIVO

El sector educativo siempre ha sido consciente de que la pieza clave en un colegio son los directores y directivos.

Aun así, se han centrado más en su capacidad de relaciones humanas y de sostener el proyecto técnicamente –cumplir con los requisitos que solicita la inspección, dar a los padres lo que necesitan (que no siempre es lo que piden)- que en dos competencias básicas para los tiempos que corren: Competencia estratégica y liderazgo.

Al carecer de competencia estratégica no tienen capacidad de identificar las grandes prioridades de la Institución para el medio-largo plazo, y organizar los recursos conforme a esas prioridades. Cuando digo que carecen de liderazgo me refiero a la capacidad de generar un proyecto inspirador que obtenga el compromiso del personal docente y no docente.

lider

La carencia de estas competencias básicas hace que se produzca una falta de proyecto a medio plazo

y de este modo los directivos, que carecen de ideas de por dónde irá el futuro, se preocupan sólo de gestionar el día a día que les devora, y ya les parece bastante. Cuando aparece un “cambio” exigido por la nueva ley educativa de turno, o exigido por las modas de la demanda no consiguen aunar los esfuerzos ni las ganas del equipo y a fuerza de protestas y reticencias se acaba pronto con la “nueva moda” y se vuelve a lo seguro “de siempre”.

¿Te suena esta historia? Y no se acaba aquí,

La falta de proyecto pone en grave riesgo tanto la sostenibilidad-perdurabilidad como la viabilidad de la Institución a medio plazo. 

 Las necesidades de los clientes del sector educativo van cambiando: ahora el inglés es tan central como leer y escribir y la lengua extranjera es el chino. La informática de usuario ha quedado sustituida por la programación y el uso de tablets. Si la institución educativa quiere ser sostenible y perdurable en el tiempo debe ir incorporando esas nuevas necesidades o requerimientos de la demanda, porque se educa para la vida y el futuro, no para la historia pasada.

finanzas na de na

La carencia de conocimientos económicos y financieros puede llevar a tomar decisiones erróneas que afectan al largo plazo.

Alguno puede decir, no necesito saber de finanzas porque dirijo un colegio, no un banco. Yo le respondería que hoy en día la alfabetización requiere saber leer, escribir y conocimientos básicos de finanzas. Para que un colegio sea viable, hay que conocer y trabajar sobre el equilibrio económico-financiero del proyecto. Cuáles son mis costes, cuáles mis ingresos, el apalancamiento que es conveniente y el que soporta mi proyecto, de dónde obtener fondos para financiar los proyectos, etc.

Los buenos directivos no pueden NO tener criterio para la toma de decisión, actualmente muy complejas por la variabilidad del entorno, en las áreas de su responsabilidad y no pueden NO tener en el “bolsillo” tres o cuatro proyectos de futuro. Estamos en un cambio de paradigma, no solo educativo, y cuando esto ocurre el reloj se pone a cero y todos partimos con las mismas oportunidad. El futuro será de aquellos que acepten esta realidad y que, sin dejar de venerar el pasado, asuman que lo que ha traído a su Institución hasta hoy no será lo que las posicione en el futuro[1]

¿Qué resultados personales y profesionales he conseguido este curso? ¿Me había fijado alguno?

¿Estoy satisfecho con los logros obtenidos? ¿Lo están mis clientes?

¿Qué cosas me hubiera gustado conseguir? ¿Qué me lo ha impedido?

¿Qué vas a hacer distinto este año para conseguir ese resultado que buscas?

Te propongo que analices tus competencias profesionales, aumentes tu autoconocimiento, te hagas autocrítica y lo encamines a tu desarrollo personal y profesional.

       Hay disponibles muchas herramientas buenas e interesantes que nos sirven para este propósito; hoy os propongo una conocida y sencilla pero muy eficaz: La matriz DAFO[2].

Usaremos esta matriz para hacer una auto evaluación de nuestras competencias profesionales Por supuesto también la puedes usar para evaluar la posición de tu institución.

 

Análisis Interno de mis capacidades (Liderazgo, estrategia, relaciones con personas, generación de recursos…)

Fortalezas: Describe los recursos y las destrezas que tienes. ¿Qué sabes hacer bien? ¿Qué cualidades tienes? Aspectos positivos de tu personalidad.

Debilidades: Describe los factores y aspectos que deben ser mejorados para ser competitivo.

Análisis Externo  (Situaciones externas no controlables: situación económica, política, educativa…)

Oportunidades: Describe las situaciones o acontecimientos que vienen del exterior y me facilitan el desarrollo profesional.

Amenazas: Describen los factores  y situaciones o acontecimientos externos (no controlables) que limitan el propio desarrollo profesional y que pueden poner en peligro tu lugar en la organización. Si dichas amenazas son reconocidas a tiempo pueden esquivarse o ser convertidas en oportunidades.


La particularidad que os ofrezco aquí es facilitar unos listados de aspectos clave relacionados con las competencias de: capacidad estratégica de identificar el proyecto y liderazgo para inspirar a la organización agrupados en cuatro columnas.

Las dos primeras columnas: actitudes y cosas que afectan directamente al modo de trabajar y organizarse.

Las dos segundas: actitudes, cosas que afectan a las relaciones con los demás en el trabajo.

Actualización de conocimientos Idiomas Amabilidad Lealtad a los compañeros
Adaptación al cambio Iniciativa Autocontrol Lealtad a los directivos
Anticipación Intuición Autoridad Lealtad a la empresa
Aprendizaje continuo Laboriosidad Buen humor Mando efectivo
Aprovechamiento del tiempo Método de trabajo Buena educación Manejo emocional
Aptitud para dirigir Nuevas ideas Buena presencia Motivar a otros
Aptitud para redactar Orden Colaboración Negociación
Asumir riesgos innovar Organización Comunicación Nivel de ansiedad
Autoconocimiento Pensamiento profundo Cumplir plazos Optimismo
Capacidad de análisis Planificación del trabajo Delegación Relaciones ganar/ganar
Capacidad de observación Previsión Eficiencia Relaciones humanas
Comprensión de la situación Priorización del trabajo Empuje Resistencia a las críticas
Concentración Prudencia Espíritu de equipo Responsabilidad
Constancia Puntualidad Espíritu de servicio Solidaridad con compañeros
Criterio propio Recursividad Estabilidad de ánimo Sonrisa
Dedicación Salud Franqueza Tacto
Expresión verbal Sentido del ahorro Imagen ante compañeros Timidez
Flexibilidad intelectual Superación continua Influir en los demás Veracidad
Identificación de problemas Toma de decisiones Justicia
Una vez completado el DAFO añadiremos dos casillas que son la clave, ya que nos servirán para centrar los objetivos de este año:

Objetivos defensivos: Qué logros quiero conseguir para superar las debilidades y contrarrestar las amenazas.

Objetivos de desarrollo: qué logros voy a conseguir aprovechando las fortalezas y las oportunidades.

Una vez fijados ponles fecha y describe los medios que vas a emplear para conseguirlos: ¿asistir a algún curso? , ¿leer algún libro? ¿buscarte un asesor? 

Si quieres una evaluación más completa de tus habilidades directivas, un apoyo o acompañamiento en tu proceso de cambio o buscas un asesoramiento personalizado puedes contactarme en:  elena.jarellano@inspirandotalento.com

Si tienes comentarios sobre este post, no dejes de hacerlo aquí abajo. Es la parte más sabrosa, la discusión abierta donde todos aportáis.

Elena Jiménez-Arellano Larrea



[2] Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

2 Comments

  1. Borja   4 octubre, 2014 18:45 / Reply

    Estas competencias para directivos están muy bien. Pero, como en el día a día, te olvides de algo por hacer, comentar…los profesores te pueden despellejar y acusar de que estás más pendientes de unos datos que de cómo están ellos.
    Con esto quiero decir que sí, que los directivos debemos que plantearnos unos objetivos personales, de contribución, de…pero a la vez con los pies muy en el suelo para no caer en la pura teoría.

    • Item   6 octubre, 2014 16:47 / Reply

      Una cosa no quita la otra. Un directivo puede tener claras unas metas personales de desarrollo de competencias que tienen relación directa con su trabajo y a la vez ocuparse convenientemente de sus subordinados. Si un directivo no se cuidase de su desarrollo personal y profesional… acabaría mandando a sus subordinados cosas del siglo pasado.
      La educación está en constante cambio y ahora más que nunca con las Recomendaciones del Parlamento Europeo sobre aprendizaje por competencias que exige una renovación en la práctica docente y en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Si vas a pedir a tus profesores que se renueven en la práctica docente ¿qué menos que el directivo se renueve con exigentes metas personales?
      No, no solo no es incompatible, sino que para cuidar bien de tus profes, como directivo tienes que estar en constante desarrollo y formación.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*