Die Gedanken sind frei

19 octubre, 2015
Arquitectura-para-la-educacion-760

LOS PENSAMIENTOS SON LIBRES. En pleno Oktoberfest recuerdo  como nuestra Tante Maita nos enseñó esta canción que fácilmente se puede cantar al calorcillo de unas cuantas cervezas.

Os preguntaréis porque me ha dado por hablar de una fiesta Bávara que llamándose Oktober se celebra casi toda en septiembre. Pues es fácil: el colegio Alemán acaba de abrir sus puertas en unas magníficas instalaciones cerca de mi casa -la imagen  en la cabecera del artículo es del colegio- y de repente, toda la zona se ha llenado de alemanes: en el bus se habla alemán, se han abierto fantásticos bares que ofrecen cervezas y bratwurst con chucrut y en las papelerías de la zona hay dependientes que hablan alemán. Así que me he sentido transportada a Munich y al Oktoberfest

La verdad es que es la arquitectura del colegio la que me ha inspirado las ideas de las que quiero hablar en este post.

Ich denke was ich will.“Pienso lo que quiero”, comienza la segunda estrofa de la canción. Usada por la Rosa Blanca, el movimiento de resistencia anti-nazi alemana y que en el siglo XIX  fue cantada por los estudiantes alemanes reclamando libertad académica. Es una canción de rebeldía que en resumen dice algo así como: me pueden prohibir todo menos que piense; y yo… pienso lo que quiero. ¡Me encanta! Me encanta y me hace pensar.

¿Pensamos lo que queremos?

viñedosMe acuerdo ahora de una frase de la película de French Kiss en la que Kevin Kline le pide a Meg Ryan que describa el vino que está probando. Al describirlo en voz alta Meg dice: “suena como si me estuviera describiendo a mi misma” Y Kevin le contesta con un fuerte acento francés: “No estás equivocada. El vino es como las personas. La vid recoge todas las influencias y la vida que le rodea y eso es lo que le da la personalidad al vino.”(1)

Así es, cuando pensamos si nuestra personalidad, nuestro modo de ser, de pensar, se debe a la genética o a la educación, la respuesta es que ambas cosas influyen, pero la educación puede forjar el carácter, domar la genética. Y cuando hablo de educación aquí, lo digo en el sentido amplio: educa principalmente la familia, luego la cultura  y amigos que nos rodean y muy poco el colegio. (Se abre el debate)

Somos como las vides: absorbemos todo lo que nos rodea, especialmente lo que aprendemos en nuestra familia, lo que vemos en la tele y los medios de comunicación y lo que nos dicen o hacemos con nuestros amigos.

Y por eso me pregunto de nuevo ¿pensamos lo que queremos? La respuesta a esta pregunta -que me he hecho muchas veces- tiene una respuesta muy sencilla: cuanto más conocemos mas libres somos de pensar lo que queremos.

En definitiva, cuando mayor sea nuestra formación, nuestra educación, cuanto mayor sea el conocimiento que tenemos de nuestra cultura y de otras, cuanto más hayamos contrastado nuestros pensamientos con los de otras personas que no piensan como nosotros, más libres somos al pensar.

Y como educadora, precisamente porque soy consciente que somos como las vides -con los niños usamos la expresión que “son como esponjas”-  yo la canción “Die Gedanken sind Frei” la voy a cantar para reclamar belleza en la educación. Y os recuerdo que educa primero la familia, segundo la cultura que nos rodea y en tercer lugar los amigos.

Así que mi postulado es:

Si vivimos rodeados de belleza es más fácil pensar en clave de belleza. Y la belleza lleva a la verdad y la verdad a más libertad.

Queridos lectores: esto es lógica: “Si A entonces B, Si B entonces C, A entonces C”. La aprendí en tercero de BUP…si, soy de esa ley educativa… Y lo que suele suceder en la vida real, es que la lógica suele resultar a veces lo menos común.  Todos queremos ser más libres y creemos saber muchos caminos para aumentar la libertad, pero creanme, la autopista hacia la libertad es la belleza.

Voy a poner unos cuantos ejemplos.

being seven

El personaje de Angus Lordie en “The Importance of Being Seven”(2) de Alexander McCall Smith (3) y siempre de acuerdo a mi traducción libre dice: “Los artistas (…) tienen un propósito social; aumentar la belleza en el mundo. (…) Como belleza y verdad están vinculados, crear belleza es establecer una verdad. Y establecer una verdad, revelar una verdad a otros, es algo que en si mismo merece la pena”. Según mi postulado: Si belleza es verdad y verdad es libertad, entonces belleza es libertad.

Malcolm Gladwell cuenta unos cuantos ejemplos muy interesantes y bien documentados de este hecho en su libro “The Tipping Point”(4). Allí explica como, para acabar con la delincuencia en el metro de Nueva York, pensaron en pintar, limpiar e iluminar los andenes, las estaciones y los vagones. ¡La criminalidad descendió drásticamente en un 94%! Decidieron pues hacer lo mismo con algunos barrios de la ciudad, con el mismo sorprendente resultado ( en definitiva es lo que mi madre lleva diciendo toda la vida: ” Lo ordenado llama al orden y lo limpio a la limpieza”). Y desde entonces los neoyorquinos pueden moverse con más libertad por el metro de NY. ¿Está o no relacionada la libertad con la belleza? 😉

El edificio del colegio alemán (5), ¿No es un ejemplo de cómo la belleza educa? Imagínense por la mañana entrando en ese colegio a través de ese vestíbulo tan soleado y con una arquitectura acogedora a la vez que impresionante, que permite ver la sierra de Madrid al fondo. Espacios abiertos y luminosos, donde los alumnos se mueven con libertad, dan una idea de cómo se intenta enseñar allí.deutche Schule

Los espacios educan. Recuerdo un congreso al que asistí de universitaria donde se explicaba la influencia que había tenido en el concepto de familia la política de viviendas tras el muro de Berlín: casas sin zonas de reunión, no había espacio para cuartos de estar ni siquiera a veces vestíbulos, sin mesas para comer alrededor: las mesas estaban pegadas a la pared para no mirarse, etc. Este modelo de vivienda, unido a una desconfianza organizada porque cualquiera podía denunciar a cualquiera, generó una sociedad donde el hombre andaba solo, sin ni siquiera el apoyo de una familia, donde a uno le quieren por ser lo que es. Si los espacios son bellos, educan en belleza. La arquitectura aporta mucho, muchísimo, a la libertad.

escuela de musica china (6)

Querría subrayar como colofón otro vehículo de cultura que educa o deseduca y que va adquiriendo cada vez un mayor protagonismo en el porcentaje de lo que, como las vides, absorbemos de nuestro entorno: los medios de comunicación social, fundamentalmente la televisión.

Estamos viviendo, desde hace algo más que una década, una cultura de lo feo que hace que los malos modales, las situaciones sociales no deseables, la violencia, la ignorancia y el descontrol emocional ocupen un lugar muy importante en la escaleta de programación de las televisiones. Programas en los que los insultos, los gritos, airear los trapos sucios de la vida privada de algunas personas; series que presentan personajes que no son modelo de nada, ni saben vivir, ni son felices, ni saben luchar por lo que quieren con constancia…Entrevistas agresivas, telediarios llenos de violencia,… Todo lo que no queremos para nuestra vida, dejamos que entre en nuestro cuarto de estar cuando más desarmados estamos, descansando en un sillón tras la jornada de trabajo, colándose en nuestras vidas como un aroma de romero impregna el gusto de las vides.

La tercera estrofa de la canción dice:

Und sperrt man mich ein Y aunque me encierren,
im finsteren Kerker, en el calabozo más oscuro,
das alles sind rein todo eso
vergebliche Werke. es inútil.
Denn meine Gedanken Que mis pensamientos,
zerreißen die Schranken echan abajo las barreras
und Mauern entzwei: y murallas (en pedazos):
Die Gedanken sind frei! ¡Los pensamientos son libres!

Para echar abajo las barreras que nos quitan libertad mi propuesta es llenarnos de belleza. Ahora mas que nunca es posible elegir lo que uno puede ver delante de la tele: no solo hay una gran oferta sino que Internet nos ofrece la posibilidad de ver productos enlatados. Informémonos antes de ver cualquier cosa, elijamos, y llenemos nuestra vida de exquisitos aromas. Lo mismo se puede decir de las revistas, libros que leemos, espectáculos que visitamos, museos, exposiciones,…Podemos elegir la música que oímos, las conversaciones que tenemos, los lugares que visitamos. Dejemos a nuestros sentidos llenarse de belleza.

 Elena Jiménez-Arellano Larrea

(1) “You are not wrong, Wine is like people; the vine takes all the influences and life all arround it, it absorbs them and it gets its personality”. de la película French Kiss protagonizada por Meg Ryan y Kevin Line.

(2) “The Importance of being Seven” Alexander McCall Smith. Abacus. 2010 p. 126. La cita literal dice ” “Artists, like anybody else, had a social purpose, (…) To increase the amount of beauty in the world? Or did the creation of beauty have a purpose beyond the deed of its creation?  (…)Beauty and truth are linked and to create beauty is to state a truth. And if one stated a truth, one was revealing that thruth to others and that, surely, was worth doing for itself.”

(3) ¿Aún no os he hablado de McCall Smith? Es uno de mis escritores contemporáneos favoritos. Escocés, médico, saxofonista y filósofo del ser humano ha escrito unas novelas en los que el humor se mezcla con un filosofar sobre la vida y el ser humano. La serie de “La detective nº1 de Botswana” dice más de ese país y sus gentes que de historias detectivescas, el ritmo africano se va colando por entre las líneas; La serie “44 Scotland Street” y “Sunday Philosophy Club” habla de Edimburgo como  si fuéramos andando por sus calles.  Los recomiendo todos.

(4) “The Tipping Point. How little things can make a difference” Malcolm Gladwell. Bay Back Books. 2002

(5) En la web del colegio podéis ver unas imágenes fabulosas. http://dsmadrid.org/quienes-somos/ También hay una exposición en el Colegio de Arquitectos de Madrid que expone fotos y planos del colegio y merece la pena visitar. El edificio es un ejemplo de magnanimidad al servicio de la educación que merece la pena conocer.

(6) Escuela de música en China.

2 Comments

  1. KOL   19 octubre, 2015 11:08 / Reply

    Gracias Elena. Últimamente has estado muy a lo tuyo, a la educación, y ahí me pierdo. Este post lo he entendido hasta yo! Y se supone que me has hecho más libre!

  2. Arancha   19 octubre, 2015 17:01 / Reply

    Estoy totalmente de acuerdo……la belleza es lo que mejor educa.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*